Back to top

Recomendaciones para las personas con riesgo cardiovascular

La hipertensión arterial, los altos niveles de grasa en sangre: colesterol y triglicéridos, el tabaquismo, el estrés, la herencia, la edad y el género, son factores de riesgo que inciden en el desarrollo de enfermedades crónicas consideradas no transmisibles.El sistema cardiovascular se encarga de llevar los nutrientes y oxígeno a las células y a la vez transporta los productos de desecho para ser eliminados.

La presión o fuerza con la que la sangre circula por los vasos, se llama presión arterial.

La hipertensión es una enfermedad silenciosa. Sus manifestaciones son el resultado de daños vasculares, cuyo deterioro conduce a enfermedades del corazón, riñones y ojos, disminuyendo la calidad y la expectativa de vida.Si ésta se diagnostica tempranamente y se siguen las recomendaciones, se pueden disminuir las complicaciones cardiovasculares.

La presión arterial se altera por factores inmodificables como es la herencia y por factores modificables como es el estilo de vida.

Factores modificables que contribuyen a la elevación de la presión arterial:

  • Obesidad.
  • Tabaquismo.
  • Estrés.
  • Alto contenido de grasas y sal, bajo consumo de potasio.

En la alimentación es aconsejable:

  • Controlar el peso.
  • Disminuir el consumo de sal y azúcar.
  • Disminuir el consumo de grasas animal como chicharrón, piel del pollo, leche entera, chorizos, fritos, enlatados, embutidos y procesados (con conservantes).
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras.
  • Aumentar consumo de cebada, maíz, avena y cereales integrales.

RECUERDE:

  • Llevar una alimentación equilibrada con moderación y variación de alimentos.
  • Siga las recomendaciones que el personal de la salud le haga.
 
Te invitamos a conocer cual es tu riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes diligenciando este formulario: Haz clic aquí