Back to top

Hábitos financieros saludables

Aprende y aplica estos conceptos para mejorar tu situación financiera.

Presupuestar:

Es importante saber cuánto dinero recibe tu grupo familiar mensualmente y definir en qué vas a utilizar estos ingresos, de esta manera podrás aprovecharlos mejor. Una buena idea para llevar este control es clasificar tus gastos en categorías como educación, vivienda, diversión y transporte, entre otros.

Ahorrar: 

¡No te gastes todo lo que recibes! El ahorro es esa parte de tus ingresos que guardas para hacer frente a eventualidades, invertir en tus proyectos o darte esos gusticos que te mereces sin tener que pedir prestado.

Salir de deudas:

Cuantas menos deudas tengas mejor y cuanto más rápido las pagues más ahorrarás en intereres. Si cuentas con ingresos adicionales, recuerda pagar primero tus obligaciones

Invertir:

Es una excelente forma de obtener más rendimiento por tu dinero, eso sí, sometiéndolo a un mayor nivel de riesgo. Antes de tomar la decisión de invertir, considere aspectos fundamentales como plazo, rendimiento esperado, riesgo, información sobre el modelo de inversión, entre otros.

Planificar: 

En la mayoría de casos podemos identificar ingresos y gastos que se aproximan, bien sean en el corto plazo, tales como las primas laborales o los regalos navideños; o en el largo plazo, como la jubilación. Tenga en cuenta estos momentos a la hora de realizar su plan financiero, no deje nada al azar o para última hora.

Pagar con tiempo: 

Ser ‘buena paga’ es su mejor carta de presentación en el sistema financiero, no deje el pago de sus recibos públicos o privados para el último día, este hábito lo hace más propenso a entrar en mora o atrasarse en sus obligaciones.

Proteger: 

Busca mecanismos que te ayuden a minimizar los impactos económicos de situaciones fortuitas como terremotos, accidentes de tránsito o enfermedades. Recuerda siempre tener un fondo de emergencias o en su defecto, trata de adquirir un seguro para estos momentos de dificultad.

Fórmarte en educación financiera: 

Este conocimiento te permitirá entender cómo el sistema financiero puede apoyarte en la consecución de sus objetivos.